El Palacio Real

compartir en Facebook

El Palacio Real es uno de los monumentos más importantes de nuestra ciudad y, aunque no hay visitas ni actividades específicas orientadas a niños, merece la pena conocerlo con ellos para disfrutar de la belleza de sus estancias y de la historia que albergan sus paredes.

Se asienta sobre el solar del antiguo Alcázar de Madrid, fortaleza medieval transformada en suntuoso palacio por Juan II, Carlos V y Felipe II, que lo convirtió en la residencia oficial de los reyes de España.

PALACIOREAL_1

El edificio se construyó con varias plantas para que tuvieran cabida todas las oficinas del gobierno, los oficios de la Real Casa y los servidores, la pena es que sólo es visitable una mínima parte.

PALACIOREAL_2El recorrido comienza en los salones oficiales; aquí debéis llamar la atención de los más pequeños sobre la riqueza de los materiales empleados en su decoración: estucos, mármoles, tapices…

La imponente escalera que da acceso a la residencia real nos dará pie para hacer volar su imaginación… ¿Cómo eran los habitantes del palacio antes de que existieran los ascensores?, ¿Cómo se desplazaban sin coche?, ¿Era fácil subir las escaleras con las ropas que vestían?… No os perdáis los frescos de la cúpula.

Una vez arriba pasaremos por el salón de los alabarderos, los guardias encargados de la seguridad de los reyes, y de aquí al salón de columnas que alberga la curiosa colección de estatuas de bronce “Los Siete Planetas” y varios tapices del S.XVII, ¿Sabéis que estos tapices se utilizaban para cubrir las paredes de piedra en invierno y que hiciera menos frío?…

PALACIOREAL_3

Desde aquí pasamos a una serie de saletas, antecámaras y salones, cada una de ellas decorada de una forma singular con cuadros de conocidos pintores, porcelanas, mobiliario original restaurado, paredes forradas con tapices y sedas… Cada estancia con una finalidad diferente: la sala donde el rey desayunaba, la cámara donde recibía visitas, la que fue dormitorio… ¡Qué de espacio necesitaban!.

PALACIOREAL_4El comedor de gala será nuestra próxima parada, aquí nos surge un dilema ¿Dónde miramos?, ¿al precioso suelo, a los imponentes frescos del techo, a las 15 lámparas, a las columnas revestidas, a la mesa del comedor montada con platos, copas y centros de mesa?. Recordad que, en la actualidad, el palacio sigue usándose para recepciones oficiales así que imaginad la de personas que pueden caber en esa mesa formada por tableros ensamblados que permiten hacerla más larga o más corta…

Después de ver dónde comían disfrutaremos de una exposición de objetos de menaje repartida por varias salas: adornos para las mesas, cuberterías, vajillas de porcelana y cristal, fruteros y jarras de plata…
PALACIOREAL_5Pasando por un corredor acristalado con vistas a uno de los patios interiores del palacio, llegamos a La Capilla Real, “sencilla” si no fuera por la imponente cúpula central que la corona.

Las habitaciones de la reina Mª Cristina serán las siguientes, la verdad es que no veremos cama, ni armario, ni enseres propios de una habitación, pero disfrutaremos de una colección única de Stradivarius, retratos, figuras y mobiliario que merecen una parada.

Otra antecámara y una saleta con elementos decorativos de los últimos reyes preceden la PALACIOREAL_6entrada al salón del Trono, el más representativo del palacio donde llama especialmente la atención el dosel con los dos sillones barrocos y los leones de bronce que lo custodian. Este salón es escenario de los Actos Oficiales más relevantes: la pascua Militar, la recepción anual al Cuerpo Diplómático…

No olvidéis contemplar la fabulosa colección de relojes distribuida por todas las salas ni tampoco mirar hacia arriba…. las enormes lámparas de araña de bronce y cristal os dejarán asombrados por su tamaño y su decoración, sin perder de vista los frescos que decoran los techos. ¿Y los suelos?… de mármol o madera, pero todos diferentes y con bonitos mosaicos.

PALACIOREAL_7Del edifico principal no se visitan más salas, pero desde el patio principal, a través de una puerta situada junto a la verja, se accede a la Real Armería, quizás la parte más curiosa de la visita para los niños, conserva bardas, armas y armaduras originales pertenecientes a los reyes de España y a otros miembros de la familia Real desde el siglo XIII. Fijaos en su tamaño e imaginad lo que tienen que pesar. ¡Estos reyes sí que tenían que desayunar bien para poder llevarlas encima y manejarlas!.

Si vuestra visita coincide con el primer miércoles de mes podréis disfrutar, además del Cambio Solemne de Guardia. Si es cualquier otro miércoles se representa un cambio de guardia simbólico en la Puerta del Príncipe (la que da a la Plaza de Oriente) desde las 11 hasta las 14 cada media hora.

PALACIOREAL_8

Los jardines del palacio conocidos como Jardines del Moro y que se encuentran en su parte trasera, también se pueden ven. Su entrada es gratuita y el acceso a los mismos se encuentra por el Paseo de la Virgen del Puerto).

No dejéis de ir a visitar en familia esta joya de nuestra arquitectura y museo de arte, escenario del día a día de los antiguos reyes de España.

NOTA.- Ante la prohibición de realizar fotografías en el Palacio, todas las imágenes interiores se han obtenido de internet.

Localización c) Bailén s/n
Contacto 91 454 88 00
Horarios y tarifas Para evitar largas colas os recomendamos que compréis las entradas por internet 
Web oficial www.patrimonionacional.es

 

Etiquetas: , ,

1 comentario

  1. arancha 24 enero, 2015 at 5:08 pm Reply

    Hemos estado hoy con los niños y les ha encantado, la exposicion de retratos nos ha ayidado a aprender los reyes y la armeria les ha dejado alucinados. Un plan genial en familia.

Deja un comentario