Restaurante El Latigazo

compartir en Facebook

Dentro de la Urbanización La Florida, una de las zonas más exclusivas de Madrid, está el restaurante “El Latigazo”, especial por la animación que organizan cada fin de semana para los niños, ¡se puede decir que es un gran despliegue de medios y actividades! Este mítico restaurante tiene una gran afluencia de público de diversas edades y cuenta con una exquisita gastronomía tanto para comidas a la carta como menús pensados para eventos sociales (bautizos, comuniones, fiestas de cumpleaños o puestas de largo).

Los fines de semana también ofrecen un menú infantil compuesto por pasta o arroz, una carne, patatas fritas, croquetas y tarta de chocolate o helado por 16 €, y en cuyo precio se incluye todas las actividades para su entretenimiento.

A destacar sus amplios salones con capacidad para todo tipo de celebraciones familiares y de grupos, sin olvidarnos de su amplísima terraza. Y como no,  mencionar la animación de los fines de semana, la mejor que hemos visto en un restaurante para familias: monitores que desarrollan diferentes juegos (pintan la cara a los niños de manera súper-profesional, hacen manualidades y otras actividades infantiles con ellos), ponen un castillo hinchable donde los niños escalan y se tiran por un gran tobogán y… como guinda del pastel, todos los fines de semana tienen diferentes tipos de animación y espectáculos infantiles, entre los cuales, algunas veces organizan show de magia  o traen consigo diferentes animales domésticos, silvestres o de granja (aves, serpientes, etc.) y un montón de sorpresas más. ¡La verdad es que los niños se lo pasan pipa!

Las instalaciones interiores y/o exteriores que tienen son increíbles ya que disponen de amplios espacios donde juegan los niños, un castillo hinchable, aparcacoches,… y un buen despliegue de medios.

Recomendamos El Latigazo por sus instalaciones, por su comida riquísima y, sobre todo, por la animación para los peques se lo pasen en grande mientras los adultos disfrutan de una velada amena y tranquila durante la sobremesa,… ¡espectacular!

 

Dirección RESTAURANTE EL LATIGAZO
C/ Portalena, Nº 5
Urbanización “La Florida”
28023 Madrid
Teléfono 913 07 69 76
Horario Restaurante:
Domingo a Jueves: 13:00-18:00
Viernes y Sábados: 13:00-2:00
Actividades y animación para niños:
Sábados y domingos de 13:00 a 18:00
Precio Menú de niños: 16 €
Web oficial http://www.latigazo.net/

Etiquetas:

Comentarios: 17

  1. Patricia 15 octubre, 2016 at 7:46 am Reply

    Celebramos nuestra boda el pasado 25 de junio y no lo recomiendo!!!!!
    Planifiqué hasta el último detalle; la composición de las mesas del salón, la disposición de una zona de descanso para los mayores, la necesidad de poner minutas en las mesas… Incluso, después de la degustación del menú, acudí por mi cuenta al restaurante para modificar los platos que no me habían terminado de convencer. Insistí en dos condicionantes indispensables para mi; que la comida fuese servida según yo había elegido y que, al no tener la exclusividad, nos reservaran en la terraza un espacio para continuar la celebración. Antes de la boda todo eran atenciones, buenos propósitos, llegaron a convencerme de que no tendría que estar pendiente como yo quería, que todo saldría perfecto porque realmente eran profesionales. Pues bien, después de invertir tanto tiempo y de no escatimar nada en el presupuesto, los platos se sirvieron como en mis pesadillas, el salmorejo fresquito que había ideado para un día de calor, templado, el solomillo poco hecho para que mis invitados decidieran el punto que querían darle, pasados y la merluza, de la que me ocupé especialmente para que tuviera la textura adecuada, seca y pastosa. Pero no acabó aquí, me ocupé de informarme de que había otra boda ese mismo día por la noche y pedí una zona exterior para ofrecer a mi familia un espacio en el que pudiésemos terminar un día tan especial sin tener la sensación de que teníamos que irnos. Y, la verdad, es que no nos echaron no, sino que nos ENCERRARON EN EL SALÓN para que no pudiésemos salir al jardín. Y cuando digo encerrar es literal, después de meter como ovejas a los pocos invitados que estaban fuera, la puerta de salida al jardín quedó cerrada con llave, no sin antes llevarse las sillas sin desmontarnos las mesas y desaparecer. El salón quedó como si hubiese caído una bomba y el mensaje era claro “tenéis que iros porque se ha acabado vuestro tiempo”. Un fin de fiesta que realmente quedará para el recuerdo.
    Podría pasar por alto el resto de despropósitos, los invitados no sabían cuál era el menú porque no dispusieron minutas en las mesas; pasó tanto tiempo desde el segundo plato al postre que muchos creyeron que el postre era el sorbete que ofrecíamos para cambiar el sabor, y , cuando tuve que ocuparme porque los niños empezaban a levantarse para salir a jugar, me encontré con una única camarera cuya excusa fue que todavía le quedaban cinco por servir. El vino no fue el elegido, la barra libre se inició sin las marcas contratadas y no conseguí que limpiaran los baños dando una imagen desastrosa. De nada sirvió mi insistencia en los temas más importantes, ni siquiera que pagásemos al contado todo el importe; la celebración quedó mediocre cuando invertimos un gran esfuerzo y presupuesto en su planificación.
    Sólo les salva que el cóctel cumplió con nuestras expectativas, fue abundante, bien servido y de calidad.
    Pero después de casi dos meses sin respuesta a un escrito correcto que les mandé con mis quejas esperando únicamente una disculpa me he visto obligada a escribir mi primera reseña.

  2. Luis Albizu Goyaneche 27 enero, 2017 at 1:11 pm Reply

    El restaurante nos encantó. La atención de la camarera estuvo a la altura de este local. Nos sentó en una mesa tranquila que nos permitió pasar una velada muy agradable. Lo que me sorprendió, a pesar de ver las fotos por Internet, es que las mesas están lo suficientemente separadas como para mantener una conversación «intima». En cuanto a los platos que probamos, y nos recomendó la camarera, deliciosos y bien elaborados. Y el entorno precioso, que en verano debe tener una terraza preciosa. En definitiva, nos alegramos de haber elegido este restaurante ya que superó nuestras expectativas.

  3. David de Guzmán 27 enero, 2017 at 1:21 pm Reply

    Espectacular para ir en familia con niños servicio y comida excelente recomendable, los niños se lo pasan genial

  4. Bianca Ruíz 27 enero, 2017 at 1:27 pm Reply

    Fuimos a comer para celebrar el cumpleaños de mi chico, y fué genial porque nos pusieron en una zona mas intima, con música ambiente y todo salio estupendamente, la comida deliciosa debo destacar uno de los platos que me encantó el risotto, el trato de uno de los camareros exquisito y lo que mas me gustó fue el detalle de poner una bengala en el postre!!! sin duda repetiremos la experiencia.

  5. Natalia 30 enero, 2017 at 1:39 pm Reply

    Celebré la pedida de mano en el restaurante y todo salió a la perfección. Pedimos un espacio íntimo para poder dar la noticia de nuestra boda de una forma discreta, y así se hizo.
    Los niños cenaron y después estuvieron entretenidos en el castillo hinchable, se lo pasaron tan bien que tuvimos que alargar nuestra cena.
    Elegimos un menú de grupo de 39 euros, y quedamos encantados. La merluza estaba deliciosa y el entrecot muy tierno y sabroso.
    Volveremos en Mayo para la celebración de la comunión de mi sobrino.

  6. Coco Lefont 30 enero, 2017 at 4:16 pm Reply

    Un restaurante estupendo para ir con familia y/o con amigos. Estuvimos este pasado fin de semana unos amigos con nuestros hijos y disfrutamos muchísimo, tanto con los adultos con la gastronomía como los peques que lo pasaron genial con las actividades infantiles. Sin duda volveremos.

  7. Javier Moros Gracia 2 febrero, 2017 at 9:29 pm Reply

    Un restaurante con solera que mantiene toda su esencia. Buen ambiente, comida rica e ideal para ir en familia o con amigos. Recomendable

  8. Luis Gómez Armero 11 enero, 2019 at 1:13 pm Reply

    Comida familiar Navidad 2018. Con el fin de sistematizar y ordenar todas las circunstancias deplorables que motivan mi comentario, las enumeraré cronológicamente:

    1º. Lamentable descoordinación. A pesar de los sucesivos correos electrónicos intercambiados en fechas previas (además de algunas llamadas telefónicas), al llegar y sentarnos el maître me dijo que la orden de servicio no le constaba, por lo que llegó a preguntarme ¡¡si no estaría a otro nombre!! Afortunadamente, mis hijos guardaban en sus respectivos teléfonos móviles los correos que les reenvié, incluyendo la citada orden de servicio.
    2º. Entremeses. Sin contar a una anciana en silla de ruedas (excluida del menú) y a los dos niños con menú infantil, éramos cinco adultos, tantos como menús contratados. Pues bien, para cinco adultos nos sirvieron siete croquetas, ocho porciones de salmón y nueve espárragos. Ignoro cuál fue el criterio para confeccionar tan escasas raciones, por otra parte, absolutamente imposibles de dividir entre cinco bocas. Me sospecho que, dado el desconocimiento del maître al que antes he aludido, se improvisó sobre la marcha ya que una camarera llegó a preguntarme que quién había pedido espárragos, cuando, de hecho, estaban incluidos en los entrantes. Eso sí, la porción de paté, muy bueno por cierto, fue suficiente.
    3º. Bebidas. A lo largo de toda la comida tuvimos que estar pidiendo continuamente la reposición tanto del vino como de las botellas de agua. Este servicio, cuando no es atendido por el camarero asignado a la mesa que debería haber estado atento al llenado de las copas, se remedia dejando las botellas necesarias sobre la mesa. Tuvimos la impresión de que se nos estaba racionando tanto una bebida como la otra.
    4º. Tiempo de espera. A pesar de haber llegado a las 14:00, hora elegida y plasmada en la orden de servicio, y de estar casi vacío el restaurante, el tiempo de espera fue prolongado y se fue ampliando a medida que la comida iba avanzando hasta el punto que nos levantamos de la mesa casi tres horas después de haber llegado.
    5º. Plato principal. Consistente en cinco entrecots con patatas, todos ellos llegaron templados, casi fríos. Tres se devolvieron para que fuesen calentados mientras que los comensales de los otros dos prefirieron comerlos según venían para evitar que la carne regresase más hecha de lo deseado. El mismo problema se dio con los dos escalopes del menú infantil.
    6º. Copa de cava. Tras largo rato de espera al final de la comida, hubo que recordar al maître que el menú de adulto incluía una copa de cava que aún no se nos había servido. Gracias a ello pudimos, finalmente, tomarla.

    Creo que la enumeración de los hechos que acabo de exponer habría sido motivo más que suficiente como para haber solicitado una hoja de reclamaciones. Si no lo hice fue debido a la fecha tan significada en que la comida tuvo lugar.

  9. Paloma Acebo 11 marzo, 2019 at 8:35 pm Reply

    Estuvimos este pasado domingo y el restaurante estaba hasta la bandera. A pesar de ello, el servicio estuvo muy bien, la atención de los camareros muy atenta y los platos que comimos muy bien preparados. Y los niños lo pasaron genial. Muy recomendable, en especial para ir en familia y/o con amigos con hijos.

  10. Elena de Miguel 12 marzo, 2019 at 9:51 pm Reply

    Hicimos el cumpleaños de mi hijo en este restaurante y lo cierto es que adultos y los niños disfrutaron de lo lindo. Tienen un menú infantil por 16€ y un montón de actividades para los más pequeños que les permitieron estar entretenidos mientras los adultos estábamos comiendo con total tranquilidad, ya que el chalet está dentro de una urbanización y encima hay monitoras que están con ellos. Después de la comida pudimos tomarnos algo en su preciosa terraza y sobre las 18:00 acompañamos a nuestros hijos a ver a los ciervos que están junto al restaurante. Lo pasamos en grande, en especial los niños. ¡Volveremos!

  11. Manel Yuste Real 13 marzo, 2019 at 6:57 pm Reply

    Restaurante ideal para ir con niños, ya sea en familia o con amigos. Por lo que vimos este pasado sábado tenían un castillo hinchable en una parte de sus terrazas, había monitoras que pintaban la cara de los niños e incluso tenía un show con la que los niños se lo pasaban en grande. Además, tanto la calidad de la comida como la atención de las camareras es bueno.

  12. Sophi Leblanc 14 marzo, 2019 at 5:50 pm Reply

    Fui con mi marido y mi hijo para conocer este restaurante con el fin de ver la posibilidad de organizar el banquete del próximo bautizo de mi hijo. Y realmente nos encantó. Después de probar la comida (nos gustó mucho lo que pedimos), preguntamos a la camarera para ver si nos podían informar sobre menús y disponibilidad de salas. Y nos remitieron a las señoritas que llevan los eventos, que por cierto, nos atendieron muy bien. Después de ver los menús y la sala que nos podrían asignar, hemos decidido realizar el banquete en El Latigazo. ¡Nos ha gustado mucho!

  13. Iker Elosua 18 marzo, 2019 at 8:32 pm Reply

    Un restaurante ideal para ir con niños o enfamilia. También es muy buena opción para celebrar eventos familiares como bautizos, comuniones o cumpleaños.

  14. Diana del Río 20 marzo, 2019 at 8:04 pm Reply

    Buena gastronomía y muy buen ambiente. Este domingo pasado, fui a un cumpleaños con unos amigos y sus peques y lo pasamos estupendamente. El restaurante estaba a rebosar pero nos atendieron muy bien y los adultos pudimos tener una comida y sobremesa distendida porque los niños estaban entretenidos con las actividades que realiza este restaurante (tienen monitoras, castillo hinchable, juegos infantiles y una animación infantil muy chula). Muy recomendable si quieres ir con tus hijos.

  15. Vanessa Suarez Valbuena 26 marzo, 2019 at 7:29 pm Reply

    La semana pasada celebré el bautizo de mi hija y todo salió muy bien. Las coordinadoras de eventos organizaron todo al detalle y durante el banquete el maitre y los camareros estuvieron pendientes en todo momento. Tanto los entrantes el menú como los principales estuvieron riquísimos, así que los invitados salieron encantados y mis expectativas se vieron cumplidas. ¡Un día para recordar! ¡Gracias a todo el equipo del Latigazo!

  16. Ana Cuenca 30 marzo, 2019 at 10:10 am Reply

    Mi familia y yo estuvimos el sábado pasado en Latigazo y disfrutamos muchísimo de la comida. No es un restaurante para ir y comer rápido sino para disfrutar de la comida con tranquilidad y de forma relajada. La comida muy rica y el servicio fue muy correcto y amable. Añadir que organizan unas estupendas actividades para niños y por lo que pudimos ver se lo estaban pasando en grande. Tienen un menú infantil por 16€ que fue bastante completo. Y, por supuesto, destacar su terraza que es chulísima. Un plan ideal si quieres ir a comer y que los niños disfruten.

  17. Bea Aranda 7 abril, 2019 at 11:33 pm Reply

    El pasado sábado 6 de abril celebramos el cumpleaños de mi hijo allí, y salió todo genial. Los niños disfrutaron como locos y los adultos salieron encantados. Volveremos seguro!!

Deja un comentario